ConFac

Argentina va por la regulación del autocultivo de cannabis para uso medicinal pero el boletín oficial se retrasa más de lo previsto

 

Argentina va por la regulación del autocultivo de cannabis para uso medicinal pero el boletín oficial se retrasa más de lo previsto 

 

 ¡Argentina se planta! Después de tres años de vigencia de la Ley 27.350, que regula la investigación médica y científica del uso medicinal de la planta de cannabis y sus derivados, el Estado argentino dará a conocer la nueva reglamentación en la que se espera se garanticen las diferentes formas de acceso a las personas usuarias que utilizan el cannabis con fines terapéuticos. 

 

En principio, el boletín oficial se iba a dar a conocer en el mes de octubre, pero el Gobierno no dio señales y por ahora, las personas que necesitan la marihuana para paliar dolencias y/o complementar y acompañar sus tratamientos siguen en la clandestinidad. 

 

Detalles de este cambio de paradigma

 

Son tiempos de transformación en la Argentina en materia de cannabis. El cambio de paradigma está en la puerta de entrada y todo indica a que el Estado saldará una de las deudas de la democracia. Las informaciones apuntaban a este pasado mes de octubre, pero el Gobierno continúa retrasando mucho más de lo previsto el anuncio con el boletín oficial. 

 

A comienzos de este 2020 caótico, el Gobierno les entregó al consejo consultivo formado por agrupaciones especialistas en la materia un borrador con la nueva reglamentación de la Ley Nacional de Cannabis Medicinal. Luego de ser analizado, hubo una devolución con diferentes observaciones. Argentina en su Ley 27.350 (2017), habilitó el uso medicinal de la planta de marihuana, pero la falta de reglamentación de artículos clave continuaba dificultando el acceso al autocultivo medicinal y el expedido de aceite en farmacias. Por dicho motivo, se lanzó la nueva propuesta para el Proyecto de Regulación del Cannabis en Argentina. 

 

Si bien aún no se conocen los detalles de los requisitos y controles, lo concreto es que el registro de patologías dejaría de ser solo para epilepsia refractaria, expandiéndose a otras enfermedades y síntomas que con tras el dictamen anterior quedaron en un vacío legal. Con la nueva reglamentación, además, se permitiría y quedaría avalado el autocultivo para esas personas que lo necesiten por tratamientos o para paliar dolores.

 

Métodos de acceso

 

¿Cómo sería el procedimiento para cultivar cannabis para uso medicinal? Se abrirá un registro para autocultivo; cultivo solidario desarrollado por un familiar de la persona que lo necesite o una tercero; y cultivo asociado creado por asociaciones civiles.

 

Todos estos métodos deberían contar con una prescripción médica que indique el uso de cannabis y sus derivados e inscribirse en el REPROCANN (Registro del Programa de Cannabis).

 

El otro cambio de paradigma será la venta de productos derivados del cannabis en farmacias, en la que también se solicitaría una prescripción médica. Se podrán adquirir preparados creados en la misma Argentina. De esta manera el acceso dejaría de estar limitado solo a importaciones.

 

Cannabis y sus derivados para animales

 

La lucha de los veterinarios argentinos se hizo escuchar y en la reglamentación de la 27.350 también se incluirá el uso del cannabis y sus derivados para “no humanos”. Lo saliente de esta nueva reglamentación del cannabis medicinal en Argentina es que los investigadores que estudian las cualidades del cannabis podrán hacerlo tanto en humanos como en animales. 

 

En cuanto a las investigaciones, se le dará un rol fundamental a las Universidades del país, tanto las públicas como privadas y tendrán el acompañamiento de las asociaciones especializadas en cannabis.

  

¿Cuándo sale el boletín oficial? Todavía no hay una fecha específica, pero en la Argentina ya empiezan las reclamaciones debido a la demora en la publicación prevista para finales del mes de octubre. Hoy en día, la nueva reglamentación está siendo analizada en la oficina de legal y técnica del presidente Alberto Fernández para las últimas revisiones. Tras ser anunciada, el Programa de Cannabis del Ministerio de Salud de la Nación dará a conocer los requisitos.

 

Mientras tanto, las personas que usan cannabis y sus derivados para tratamientos o paliar dolores continúan esperando desde la clandestinidad por una decisión política que sería mucho más respetuosa con los derechos humanos.

 

¿Y el uso responsable de las personas que no tienen patologías, es decir el cannabis para uso recreativo? Por ahora, nada. Lamentablemente en la agenda política no figura en lo inmediato el crear una Ley  de regulación integral del cannabis que contemple todos los usos. Tampoco existe la intención de modificar o derogar la Ley de Drogas 23.737, que tiene 31 años de vigencia y estigmatiza, persigue y criminaliza a las personas sin importar el uso que le den a las sustancias. Para estos cambios de paradigmas, los argentinos deberán seguir esperando desde la clandestinidad.  

 

Cáñamo industrial

 

Mientras el país espera el boletín oficial que dará a conocer la nueva reglamentación de la Ley 27350, que regula la investigación médica y científica del uso medicinal de la planta de cannabis y sus derivados, se presentó en la Cámara de Diputados de la Nación la propuesta que busca el desarrollo de cultivos estatales y privados.

 

Los usos industriales de la planta de cannabis, más conocido como cáñamo, serán una realidad en Argentina. El pasado jueves 15 de octubre, la diputada Mara Brawer (Frente de Todos) presentó en la Cámara de la Nación el proyecto de ley para impulsar el cultivo cañamero. Lo destacable es que el mismo cuenta con el respaldo de integrantes del bloque oficialista como de Juntos por el Cambio e interbloque Federal.

 

Además del proyecto que se presentó en Diputados, el senador Alfredo Luenzo -también del oficialismo “Frente de Todos”) creó su propio proyecto cañamero para instalar este cambio de paradigma en el Senado de la Nación. Veremos cómo continúa el avance de la marea verde en la Argentina.

 

Informe Anuar Peche.

Fotos: Tamatta Pe y Leandro Forst

ConFac

Acceso privado